25/09/2020
El acontecer

Lo que acontece a tu alrededor

Reportaje – El punto de ruptura de la crisis en Chile

INTERNACIONAL/ El punto de ruptura de la crisis en Chile

#NeoliberalismoEnCrisis #DerechosHumanos #Democracia #Protesta 

La Lucha de Todos para Todos 

Lo que los Medios Censuran de un País en una Dictadura Enmascarada 

El 7 de octubre del 2019, se reconoce oficialmente el comienzo del estallido social y las jornadas de protesta debido el incremento imprevisto de las tarifas de los transportes ferroviarios en Santiago, la capital de Chile, y su expansión por todo el país. Aunque la situación de este movimiento social aparenta ser de interés mínimo, este factor fue el detonante principal de lo que ahora se declara como la crisis sociopolítica más impactante que la nación ha enfrentado desde la Gran Depresión. 

El aumento de costos en los medios de transporte, considerando que el servicio del metro chileno tiene el costo más alto de América Latina, fue el primer paso para exponer el verdadero estado agravante en el que se encontraba la nación por el manejo indebido del poder gubernamental que surgió a partir del proceso independentista de Chile. Desde la educación costosa de baja calidad, un deficiente sistema de salud, los altos y crecientes precios de servicios básicos, hasta la privación de agua; todo fue un efecto acumulativo que solo espera poder llegar a un desenlace. Al momento en el que la población juvenil se percató del desgarrador estado económico en el que se encontraba la nación, empezó un particular recorte de ingresos a los servicios de agua y a los impuestos. 

Inesperadamente, el gobierno respondió a este movimiento social a través de la violencia. Surgió la presencia de los Carabineros, reconocidos como unidades policiales que integran las Fuerzas de Orden y Seguridad, quienes replicaron con el arresto y ataque armado a la población en las calles. Las protestas aumentaron potencialmente, y la unificación de los civiles a lo largo de las jornadas de manifestación, inspiró a toda la nación a prevenir el silenciamiento de las voces de aquellos que no deseaban regresar a normalizar las estrategias corruptivas que el supuesto gobierno democrático había implementado. La intención de los manifestantes se desplazó del aumento de tarifas del transporte a la lucha por la desigualdad social que ha infectado a Chile desde la implementación de un corrupto sistema neoliberal como base de la infraestructura del gobierno. 

Las autoridades han causado un total aproximado de 34 muertes civiles en los enfrentamientos entre la población y las Fuerzas Armadas. Aún así, las declaraciones del presidente Sebastian Piñera indican que estas fueron por causa de las revoltosa presencia de los jóvenes protestantes, con el supuesto uso de armas de parte de los civiles y la destrucción de propiedad privada. El gobierno nomina la situación como una “guerra causada por la gente”, aunque se ha comprobado con los testimonios de la población que los Carabineros cuentan con el permiso de asesinar, violentar y atacar a cualquiera que consideren, bajo su criterio, una amenaza para la estabilidad nacional. Miles de personas han participado en las protestas y marchas que continuan hasta el día de hoy, y cientos están siendo agredidas, torturadas y capturadas por las fuerzas militares sin consecuencia alguna, atentando así contra sus derechos humanos. 

La falta de una declaración oficial de la realidad que enfrenta Chile, se agrega a las preocupaciones de la población. Los principales medios de comunicación se han visto censurados por Piñera, así que la necesidad de mantenerse informados y crear conciencia jamás había sido tan latente como lo es en estos tiempos.

Los invitamos a estar atentos a lo que pasa en este país y en general en toda Latinoamérica.

Comments

avatar
  Subscribe  
Notify of